Colocación de cortinas

Por lo general las cortinas son el último elemento que se coloca en un ambiente al momento de decorarlo. Los resultados serán óptimos si tienes en cuenta algunos detalles.
  • Si se desea quitar “peso” a la decoración, las más indicadas son las cortinas de lino, algodón, géneros finos. Preferiblemente blancos o en colores claros, confeccionados  estilo balonado, rizado o a plieges. Nos darán el resultado que estamos buscando. 
  • En este caso se utilizo un tejido con una composición de 70% de poliéster y 30% de lino, se relizo una confección balonada recta soportada en una barra de forja negro.

  • Usaremos  tejidos con rayas verticales si queremos aportar sensación de altura a la ventana y al ambiente en su conjunto. Las rayas horizontales nos darán sensación de espacios mas anchos.
  • Las  cortinas con largos hasta el piso, apoyándose en ocasiones varios centímetros dan una imagen de mayor formalidad y refinamiento, especialmente si usas alza paños para recogerlos.

  • Para los casos de  ventanas y puertas-ventanas existen en el mercado diversas soluciones que nos permitirán abrirlas  y de este modo conservar el estilo y la decoración aún cuando estén abiertos.





  • Los paquetos son una apuesta segura y encajan a la perfección tanto en 
decoraciones modernas como clásicas, se adaptan a cualquier tipo de ventana
ambiente. Se confeccionan en lometa, organzas, algodones, linos, etc. 
Se acciona a cadena. De recogida vertical, sin varillas y fácil mantenimiento. 
Aportan un aire cálido e informal.