En clave mediterránea


Incluso....., aunque a un primer vistazo, este lugar parezca un museo" y no tan moderno ",... una mirada más cercana revelará los elementos maravillosos y originales que transforman esta morada en un sitio encantador. El blanco es el color escogido al diseñar este lugar , contrastado solo con elementos de madera rústica y natural.  Y es precisamente el blanco,quien conecta diferentes acabados, texturas y estilos sin que no moleste, estéticamente hablando.


En el inmenso salón, se respira sencillez, ..destaca por una butaca acogedora, una chimenea y algunos colchones dispuestos informalmente, por en el suelo, creando un ambiente cómodo y amistoso y muy luminoso
La cocina es en particular interesante y es una combinación de clásico y rústico. La mesa de madera, constituye el foco central y plantea una continuidad del estilo en toda la casa, aunque sea quizás, la zona más cuestionada, desde el punto de vista funcional.