26 enero 2010

Screen, tejidos de fibra de vidrio para la protección solar



Para la elección de la fibra textil se ha utilizado el criterio de la máxima estabilidad dimensional (alargamiento y encogimiento) a la temperatura, ya que es un producto que debe soportar temperaturas muy elevadas al estar en exposición constante al sol y muy próximo al cristal de la ventana.




La fibra de vidrio es la fibra textil que cumple mejor estas condiciones, ya que es una fibra mineral (boro silicato exento de álcalis), inerte y sin procesos de síntesis para su obtención, lo que impide cualquier alteración debida principalmente al efecto de la luz solar. Para que esta fibra pueda ser utilizada como tejido para la protección solar, debe tener resistencia a la humedad, abrasión, enrollado, desenrollado y doblado.
Con este fin se ha utilizado el cloruro de polivinilo (PVC) que recubre el hilo y que es resistente también a los disolventes y similares a temperaturas de –35ºC a +80ºC. La forma de recubrir el hilo de fibra de vidrio, para que tenga una unión total con el PVC, se efectúa mediante “inducción”, evitando así la posibilidad de que pueda restar alguna zona minúscula con aire y pueda provocar alguna debilidad en algún punto en cuanto a sus propiedades mecánicas. Este proceso de “inducción” consiste en hacer pasar el hilo multifilamento de fibra de vidrio por el de PVC en estado liquido. Seguidamente, a través de un calibrado, se consigue el diámetro correspondiente al grueso que debe tener el hilo para que después del proceso de tejeduría se consiga un tejido regular y de una transparencia muy uniforme. Gracias a este sistema de recubrimiento se garantiza la máxima regularidad en el diámetro del hilo.
Factores de obertura: Para tener tejidos de distintos factores de abertura o coeficientes de transparencia, debemos partir de hilos de mayor o menor grueso, para poder obtener tejidos más finos y más cerrados con la máxima regularidad en la transparencia. La fibra de vidrio posee la propiedad de que pueden obtenerse filamentos de muy bajo espesor (hasta 2 y 3 micras). Se realizan tejidos con transmisiones visibles de hasta el 2%, transmisiones difusas del 1%, transmisiones térmicas de sólo el 9% y del 97% de bloqueo de los rayos UV. Todo esto depende del diseño del tejido así como del diámetro del hilo.
Reacción al fuego: En caso de estar bajo la acción del fuego, el tejido screen de fibra de vidrio no produce desprendimiento de material por fusión, ya que la fibra de vidrio no mantiene la llama y esto hace que se conserve la forma de la cortina y no se propague el fuego por causa de su fusión.
Ventajas:
1.- El objetivo estratégico será mejorar y optimizar el rendimiento térmico de los edificios.En un local con protección solar puede utilizarse al 100% todo su espacio, ya que cerca de las ventanas el calor queda amortiguado por el estor o cortina, y facilita la optimización de la instalación de climatización si la hay. Limita el sobrecalentamiento y distribuye el confort.
2.- Un rendimiento óptimo del estor o cortina para la protección solar, permite preservar los aportes de luz natural. La transparencia hacia el exterior proporciona sensaciones de equilibrio y bienestar y evita las de cerramiento y agobio. La protección solar ayuda a armonizar y reducir las distintas variaciones que tiene la luz natural, como el deslumbramiento, y que influyen en el confort interior del habitáculo, equilibrando los efectos de la luz artificial (interior) y de la natural (exterior) durante todas las horas del día.
3.- Más confort ambiental. La protección solar, al mejorar y optimizar la climatización, minimiza la circulación del aire, lo que influye directamente en el confort ambiental.
4 - Ahorro de costes. Todas estas ventajas tienen una repercusión notable en los costes de funcionamiento de una instalación de climatización, siendo un buen complemento en este campo.






Fotos cortesía de CORTISA