23 enero 2010

Papel pintado













El papel pintado, quien nos lo iba a decir, ha resurgido debido a una gran variedad de materiales, diseños, colores y texturas. Es una alternativa a la pintura tradicional, aunque aun alguien puede verlo como algo antiguo o tradicional. Se clasifican en tres grupos: Gofrados: papeles de una sola capa ideales para zonas de poco paso, Flocados: con relieve y mas resistentes y Vinílicos: papel recubierto por una capa de vinilo que le aporta resistencia e impermeabilidad que lo hace apropiado en cocinas y baños. Usar papel pintado tiene sus ventajas es un excelente aislante térmico y sonoro; añade vida con diseños y estampados, puede ser lavable y disimula las imperfecciones de las paredes. Antes de comprar un papel pintado haz de tener en cuenta algunas cuestiones, como por ejemplo determinar que áreas cubrirás para saber que medidas necesitas. Compra siempre papel de más, sobre todo si te planteas colocarlo tú mismo y no tienes práctica. La pared debe estar seca, limpia de lo mas lisa posible. Ten presente que el papel se integre con el resto de la decoración o decora en función del papel. Otra ventaja es la movilidad, puedes cambiarlo tantas veces como quieras. Si aun tienes reservas aquí te dejo algunos ejemplos que puedes encontrar en moods.es