Decoración infantil


Las habitaciones de los niños son algo más que un lugar donde pasar las horas de sueño ya que, en ellas, los más pequeños también estudian y juegan. Debemos prestar especial atención a las estancias dedicadas a nuestros hijos. La llegada de un nuevo miembro a casa siempre es motivo de felicidad, pero esto implica mucho trabajo y cambios en el hogar. Y es que el bebé deberá disponer de todo lo necesario para garantizar su cuidado y comodidad. A la hora de elegir una cama o diseñar un cuarto para los chicos es necesario tener en cuenta sus necesidades. Camas robustas y no demasiado angostas y cantos redondeados harán que niños y adultos se sientan más tranquilos y felices. A los chicos les encanta tener un lugar donde garabatear y colgar sus dibujos, una cartelera de corcho cumple perfectamente con este propósito. La presencia de estos elementos contribuye a una identificación de los niños con el espacio y a un fortalecimiento de los lazos familiares. Emplea materiales sanos y naturales en la habitación de los niños. Evitar aglomerados,. pinturas y barnices sintéticos ; preferir maderas macizas, con acabados naturales (ceras o aceite de lino) , fibras naturales y pinturas al agua. Ventilar diariamente la habitación de los niños.